Bienvenido a Kapitari, centro de curación chamánica en el corazón de la selva amazónica.

El Centro Kapitari fue fundado en 1980 por el chamán Luis Culquitón, conocido como Don Lucho.


Don Lucho proviene de una larga tradición de curanderos naturales, pero descubrió las cualidades curativas de las plantas él mismo, a una edad muy temprana. "Era como una llamada. Mi cuerpo me dijo qué comida elegir. Cuando era niño, comía muy poca carne, no mucha grasa, pero sí muchas verduras y frutas. Me vino de forma natural".

 

Don Lucho bebió ayahuasca por primera vez a los 16 años. Pronto descubrió el poder de las plantas y sintió un llamado, que describe como "el legado de mis antepasados".

 

En 1980, a la edad de 30 años, Don Lucho era un chamán establecido y autodidacta. Fue entonces cuando el espíritu de la ayahuasca lo llamó a trabajar con las plantas, para ayudar a proteger la increíble biodiversidad de la Amazonía peruana y de hecho para salvar al mundo; "Hasta ese momento, no había estado muy preocupado por el bosque.

 

Entonces dije:'¿Cómo puedo salvar al mundo? No tengo educación, no sé nada". Pero empecé a aprender de las plantas. Los espíritus de las plantas me dijeron cuáles eran sus cualidades, ya fuera como alimento, como medicina o incluso como fertilizante para añadir nutrientes a la tierra".

 

Don Lucho desarrolló una nueva forma de agricultura, que es muy similar a lo que se conoce como "permacultura" en Occidente. Tradicionalmente, los agricultores amazónicos quemaban una parte del bosque y sólo sembraban uno o dos cultivos en sus campos. Pero la calidad del suelo es pobre en la Amazonía y pronto tendrían que abandonar sus campos, repitiendo el proceso de "talar y quemar", destruyendo lentamente la selva tropical.

 

Al plantar hasta cien especies de plantas diferentes en la tierra, Don Lucho recrea el equilibrio de la selva tropical, que sostiene su propia existencia. De esta manera, los campos permanecen fértiles indefinidamente, eliminando la necesidad de "talar y quemar" e incluso de devolver los terrenos baldíos a la selva tropical, donde pueden ser reintegrados.

 

Una de las principales fuentes de financiación para los proyectos de Kapitari es a través de nuestros retiros de Ayahuasca. A diferencia de muchos de los centros de retiro de Ayahuasca en Perú, Kapitari no es propiedad o está controlada por occidentales, sino por peruanos para el beneficio de los peruanos.

 

El objetivo principal de Don Lucho es compartir sus conocimientos, pericia y experiencia con todos aquellos que puedan beneficiarse de ella. Promueve el intercambio de semillas y arbolitos, que cultiva en Kapitari, e invita a personas de todo el Amazonas y del mundo a venir a aprender y compartir a través de su "Escuela de Campo".

  • Facebook
  • YouTube

Email: retreats@kapitari.org Office: 7 de Junio Nº311, Iquitos, Peru. Retreat Center: Manacamiri a 3 km del río Nanay, Loreto